¿Sabes cómo cuidar tus joyas?

Tips para conservar tus joyas adecuadamente.

Mantener una joya en su máximo brillo y esplendor es una preocupación habitual y son muchos los consejos que te pueden dar. Pero ten cuidado: no todo el mundo sabe realmente cómo se tiene que cuidar una joya y, a veces, hay consejos que pueden ser contraproducentes. En Sunfield tenemos el propósito de ayudarte en la conservación de tus joyas y, para empezar… ¡Huye de los productos químicos! Sin duda alguna, esta es la principal premisa que debes tener en cuenta, ya que por mucho que te cuenten las mil maravillas de tal o cual producto, cualquier agente químico externo puede dañar y corroer determinados metales o piedras y gemas.

Como joyeros expertos, aquí te damos algunos consejos sencillos que te permitirán mantener tus joyas en un perfecto estado sin riesgo a estropearlas y que hasta nosotros mismos seguimos:

1- Almacenamiento adecuado:

Guarda tus joyas en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa y la humedad. Utiliza bolsas de tela suave o cajas con compartimentos para almacenar tus joyas por separado y evitar que se rayen o enreden.

2- Mantenlas secas:

En caso de que tus joyas se hayan mojado, asegúrate de secarlas completamente para evitar la acumulación de humedad que pueda causar daños.

3- Limpieza y cuidado regular:

Realiza una limpieza regular de tus joyas para eliminar la acumulación de polvo y otra suciedad y puedan mantener así su brillo natural. Utiliza un paño suave y seco para limpiarlas.

Inspecciona tus joyas periódicamente en busca de signos de desgaste o daños y llévalas a un joyero profesional para reparaciones si es necesario.

4- Evitar el contacto con productos químicos:

Evita exponer tus joyas a productos químicos agresivos, como cloro, perfumes, lociones, colonias, jabones, lacas, cremas o productos de limpieza domésticos. Estos productos pueden dañar o decolorar tus joyas.

Quítate las joyas antes de realizar tareas domésticas, nadar en piscinas o bañarte en jacuzzis para evitar el contacto con productos químicos.

  • Evita el agua salada:

Sobre todo pensando en el verano, evita que tus joyas entren en contacto con el agua del mar. El agua salada puede ser letal para la conservación de tus joyas preferidas, así que sácatelas cuando te vayas a bañar en el mar.

  • Limpieza con agua y bicarbonato:

Sigue este truco, sencillo, y tus joyas estarán siempre resplandecientes. Mezcla agua con un poco de bicarbonato, y procede a limpiar tus joyas, tal como te mostramos en este vídeo:

 

Siguiendo estos consejos, puedes mantener tus joyas limpias y en buen estado sin necesidad de utilizar productos químicos agresivos.

Sunfield, joyas que te llevan a lo más profundo del alma humana

 

Si quieres saber todas nuestras novedades y consejos, síguenos en Instagram o Facebook

¡y suscríbete a nuestra newsletter!